›Me encantan las cenas de empresa. Son una oportunidad fantástica para re-descubrir al de contabilidad con el que no habías hablado nunca o a esa chica tan maja de ventas con la que solo habías cruzado 3 palabras. ¡Se re-descubren muchos compañeros en las cenas de Navidad!

›Cuando era mánager (¡y antes también!), me gustaba el momento de juntarnos todos para poner en valor lo que habíamos hecho en el año que se acababa y tener un poco de luz sobre lo que se haría el año siguiente.

También me servía para ver en qué saraos´ habían estado metidos otros departamentos y me daba perspectiva sobre la empresa en general. Me sentía parte de algo más grande, le daba más sentido a mi trabajo y me sentía más conectada con el resto de la empresa. 

Porque si, está genial ir a un restaurante chulo, hacer una actividad divertida y comer rico pero el tema va de conectar. ConectarNOS, conectar personas, esas cositas de las que la empresa está llena.

›Y en lo que a conectar se refiere, los últimos años que estuve en la empresa escuché hablar de una forma de conectarnos que me llegó más que 20 millones de escape rooms o cursos de cocina juntos.

Me gustó porque aportaba un extra, y ese extra era el agradecimiento. Agradecer al equipo las cosas chulas que hacían, las cosas buenas que me aportaban.

Porque nos pasamos más tiempo fijándonos en lo que el otro no hace muy allá  y en lo mal que yo misma hago esto o lo otro pero... ¿qué pasa con las cosas que hacemos bien? ¡Se merecen que las miremos al menos una vez al año!

La forma de hacerlo era a través de unos pececitos de papel. What? Me explico. 

›Se dice que los delfines solo aprenden por refuerzo positivo y oye, a la vista está lo inteligentes que son. Quizá nosotros deberíamos usar más ese refuerzo positivo para aprender y ¿que mejor que hacerlo con esas personas con las que compartes tus días?

¿Qué tal si en cada pececito de papel anotas algo bueno que te aporta un compañero y por lo que sinceramente quieres darle las gracias?

¿Cuantas veces le decimos al equipo que esto está mal hecho? Y ¿que la próxima vez tenemos que hacer las cosas de esta otra manera? Unas cuantas... Sin embargo, ¿cuántas veces le decimos cosas como?:

    ⇝Gracias por traer esa sonrisa todos los días. Da mucha alegría y buen rollo al equipo. ðŸŒŸ

    ⇝Gracias por estar siempre dispuesto a echar un cable. ðŸ™

   â‡Gracias por ser capaz de mantenerte en tu sitio cuando todo se derrumba. Da mucha estabilidad al      equipo. ðŸ‘

¿Cuantas veces le agradeces algo a tu jefe? Si, si hará 20000 cosas mal pero... ¿de verdad no hay nada que haga bien y por lo que darle las gracias de corazón?

›Cuando me dijeron esta idea me pareció fantástica así que se lo propuse a mi jefa y la encantó. Me puse a recortar papelitos en forma de peces (porque mi habilidad papirofléxica no me da para hacer delfines) y las repartí entre las personas del equipo. Tenían que llevarlas rellenas a la comida de departamento y escribir en cada pececito, algo bueno que querían agradecerle a cada persona del equipo.  

Da un poco de palo, lo sé... Da vergüencita que te reconozcan cosas bonitas y abrir así nuestro corazón pero ostras... no sabéis con el subidón que sales y la unión tan chula que se crea. Mucho más que echarte un baile con el CEO ese año en la cena 🕺 (¡y mira que eso une y divierte a la par!). 

Crea conexión, crea sentimiento de pertenencia, crea amorcito del bueno entre las personas del equipo y eso, ni 20 millones de restaurantes cool lo superan. Porque al final, además de ir a trabajar para aprender como profesional ¿quién no quiere formar parte de un equipo en el que se siente querido y valorado?

Yo ya no puedo hacerlo con el equipo (snif, snif) así que ahora te paso el testigo a ti, ¡lleva los pececitos a tu oficina! Envía este post a los de People (Recursos Humanos) y propón que lo instaure como tradición navideña. O si no, hazlo a más pequeña escala y propónselo al equipo o a tu familia o a tus amigos.

Regala agradecimiento y crea conexión de alta intensidad estas navidades.

Y si te ha gustado esta herramienta, es señal de que mi web está hecha para ti😉 La acabo de cambiar de arriba a abajo y ahora está llena de herramientas que sirven para llevar ese nuevo estilo de liderazgo más humano que queremos a las empresas. 

Y si eres mánager y millennial (bien por actitud o bien por edad), he preparado un programa especial para ti. Para que formes parte de esa nueva generación de mánagers que cree en que es posible hacer las cosas de otra forma.

P.D. ¿Te cuestan los lunes? Mi newsletter te irá estupenda para empezar con más energía y más inspirad@. Suscríbete aquí abajo y serás de los primeros en recibirla.

Si quieres expandir conexión de alta intensidad estas navidades, comparte este post. Ya sabes ¡Compartir es vivir!

 

Comment