El otro día hablábamos en clase de meditación de como en Navidad se crea mucha tensión😱

Cuando al principio lo dijo el profe, fue como ¿tensión en Navidad? Pero nos pusimos a hablar y la verdad es que sí que hay muchas cosas que tensan el ambiente en navidades.

  • La primera, viene del universo de las EXPECTATIVAS.

En este momento del año se espera que todo el mundo esté feliz. Sí o sí.

Si no estás feliz en esta época, sientes que te pasa algo y te tensas porque no estás todo lo feliz que deberías o los demás te dicen, "Va, tíx, anima esa cara que es Navidad".

  • El segundo universo es el de los REGALOS. Aquí entran en juego:

  1. Meterte en la marabunta de gente y centros comerciales donde parece que se esté acabando el mundo. 

  2. No saber qué leches le compras a tu padre porque ya has comprado bufanda dos años seguidos.

  3. “¿Le regalo algo a mi cuñado? Apenas le conozco pero si no lo hago mi hermana se va a enfadar”.

  4. “¿Cuándo voy a comprar? No tengo tiempo”.

  5. Amigo invisible. “¿Participo o no? ¿Cuánto dinero ponemos?”

  • El tercer universo es el de las CENAS. Familiares, de empresa o de amigxs.

¿Te suenan alguna de estas tensiones?

  1. Tu madre no quiere que faltes a ni un solo evento familiar pero por el otro lado tu chicx también quiere que vayas con su familia. ¿Eres omnipresente?

  2. “La novia de mi hermano quiere venir a la cena y a mí me cae fatal. Vaya pereza”.

  3. “¿Qué me pongo para la cena de la empresa?”

  4. Una vez en la cena, tu cerebro está constantemente mandándote mensajes tipo no bebas más que luego la lías, no te emociones mucho perreando que tienes a lxs jefes al lado, etc.

  5. “Mamá, no puedo más, no quiero la carne”. "Hija, si solo has comido los entrantes y una sopita. Va, come un poquito de cordero". Por entrantes véase una mesa a reventar de embutidos, marisco, ensaladilla rusa, aceitunas y demás encurtidos... Vaya, un tapeo a lo bestia que no haces normalmente ni para comer.

  6. Decirle a tu familia que solo irás a cenar el día de Nochebuena que en Navidad quieres descansar.

¿Te suenan alguna de estas escenas? No describo las del universo EMPRESA (cerrar presupuestos, dejarlo todo preparado para las vacaciones, etc.) para no agobiarte pero a lo que voy es que es NORMAL si terminas saturadx de la Navidad. Hay muchos días de vacaciones pero en lugar de descansar, están llenos de compromisos.

Con todo esto quizá te parezca que odio la Navidad y qué va, me chifla disfrutar de personas que normalmente no veo, compartir más momentos con mi familia y ver las caras de ilusión de los enanxs.

Sin embargo reconozco que todo el tema de centros comerciales y la sensación de haber comido hasta el día del juicio final no me gusta nada. Tampoco me gusta que todo el mundo (incluso yo misma) espere que tengo que estar como unas castañuelas todo el día 💃

Por eso, cada año me preparo las navidades con 4 pasos. Me explico.

  • 1. Fija tu estrella polar.

Sabiendo un poco los planes que tengo para todos esos días, busco un rato de tranquilidad – normalmente cuando medito por las mañanas -para mí misma y pienso cómo quiero vivir las navidades para fijarme un objetivo, mi estrella polar

Por ejemplo – estas Navidades las quiero vivir lo más tranquilamente posible. Tranquilidad es mi estrella polar.

  • 2. Puente al futuro. (No, no es la secuela de “Regreso al futuro”)

Me imagino que posibles situaciones se darán que me ponen de los nervios y que, por tanto, me impiden vivir esa tranquilidad.

Por ej.- que mi cuñado empiece a comerme la oreja, quejándose de su trabajo.

  • 3. Estrategia.

Me imagino como en ese futuro gestionaré esas situaciones con tranquilidad. 

Ej.- Respiraré hondo y le diré con una gran sonrisa en la cara algo así como ¿Qué te parece si hacemos unas navidades sin quejas? Hoy, solo hablaremos de lo que nos gusta de nuestros trabajos y si no encontramos nada, no diremos nada. Va, empiezo yo…

  • 4. Siéntete como si ya hubiera pasado.

Por último, me imagino, el día 7 volviendo a la rutina pero con la sensación de haber conseguido mantener la tranquilidad estas navidades. Así siento lo guay que será haber conseguido mi objetivo y me motivo más para conseguirlo.

Todo esto te servirá para ir preparadx mentalmente para las posibles situaciones que te hacen tensarte y las vivirás más tranquilamente.

Y tú ¿cómo te preparas las navidades?

De regalito de Navidad, te dejo esta relajación de 8 minutines para que encuentres tu momento de tranquilidad necesario para el paso 1.

Melisa Terriza

👊Lidérate para liderar👊

P.D. El día 7 volveré a tu bandeja de entrada, lista para empezar juntxs este 2019.

 

2 Comments