Si estás tumbadito en la playa y no te apetece nada ponerte a leer, lo entiendo! Dale al play que te lo cuento en el podcast directamente:

Si eres más de leer con los ojos que con los oídos, aquí va el post escrito.

  1. La criticona que llevo dentro de mí se va a dormir.

  2. Soy capaz de verlo todo con más perspectiva.

  3. Se va el dolor de cervicales.

  4. La acidez del estómago disminuye.

  5. Siento una alegría serena que da un gustirrinín…

  6. Soy consciente de todo lo que tengo y doy gracias por ello.

  7. Mi mente, que es como una monita que va de rama en rama, se queda en un árbol tranquilita escuchado el viento entre las hojas.

  8. Tengo paz mental y siento bienestar.

  9. En el fondo, me siento feliz.

No es mi lista a los reyes magos, es lo que siento consigo me relajo.

¿Y tú? ¿Sientes eso tan a menudo como te gustaría?

Puede que tu respuesta sea un “ni de broma”.

Permíteme que me ponga un pelín en modo “Érase una vez la vida” para contarte el post de hoy. Dentro del sistema nervioso autónomo (es decir, el que va a su bola y hace las cosas autónomamente) tenemos el sistema nervioso simpático y el parasimpático.

El simpático es el encargado de la activación y el parasimpático el de la relajación.

¿Cuál es el tiene más trabajo? Si, lo has adivinado. El simpático está bastante quemado de tanto currar. Tu mente no sabe cómo va a pagar todas las horas extras que hace, ahora que hay que fichar en el trabajo.

¿Y que hace tu sistema simpático cuando esta requete quemado? Se paga las horas extras a su manera, a través de tu cuerpo.

Te hablo a ti pero vaya, que yo soy la primera que tiene que reducir el número de horas que activo el sistema simpático. Ya no le tengo echando horas extras, pero quiero tenerlo como el título del libro de Tim Robbins: “La semana laboral de 4 horas”. Hasta que lleguemos a ese punto, negociaremos una reducción de jornada, después una media jornada y así hasta que lleguemos a las 4 horas semanales.

No va a ser sencillo, pero merece muuuucho la pena. Mi cuerpo se encarga de demostrármelo.

Si un día me levanto con dolores en las cervicales o cansada, sé que dormir 10 minutos más “no me van a sacar de pobre”. Lo que realmente me va a dar la vida, va a ser estirar y meditar.

Esta misma mañana me ha pasado. Cuando iba a retrasar el reloj una segunda vez, he tenido que cortar las excusas tan buenas que yo misma me estaba contando (que buenos somos dándonos argumentos, eh?): “bueno si hoy no medito no pasa nada, este fin de semana no he descansado mucho y hoy es lunes, tengo toda la semana por delante”.

Suerte que ya me conozco y yo misma me he cortado el argumento con un: “déjate del rollo de cinco minutitos más que ya sabes que eso no funciona, venga levántate maja, verás que luego te sientes mucho mejor”.

Al igual que te digo meditar, te digo salir a caminar, irme a jugar un partido de tenis o a nadar. Todas esas cosas me dan pereza, pero sé que luego me sientan muuuy bien y que lo agradezco muy mucho. Lo bueno de meditar es que no necesito “nada” para hacerlo, puedo recurrir a ello siempre que quiera. Para meditar no necesito ir a Decathlon a comprarme toda la equipación para practicar, solo me necesito a mí. (Comparte via Twitter)

Me gustaría que pudieras sentir más a menudo todas esas cosas que te decía al principio. Me encantaría vivir en un mundo en el que la ansiedad y la depresión dejasen de ser la primera causa de discapacidad mundial y para ello, tenemos que sacar más a pasear a nuestro sistema parasimpático.

Como no puedo regalarte toda la equipación deportiva de Decathlon para que salgas a hacer deporte porque ya no trabajo allí y no tengo descuentos, te regalo 10 minutos para que apagues el piloto automático con mi relajación guiada.

Solo tienes que ir al apartado de herramientas de mi página web, y aquí encontrarás los 10 minutos para "Apagar el piloto automático"

Disfruta mucho del día!

👊Lidérate para liderar👊

Melisa Terriza

P.D. Ya sabes que compartir es vivir. ¿Tienes algún colega que ves que de verdad necesita activar su sistema parasimpático como el comer? Pues pásale el post o el podcast que seguro que te lo agradece.

 

Comment