Este 2018 he aprendido mucho, muchísimo.

Si algo tiene el camino de la emprendeduría es que es un gran máster de desarrollo personal.

Justo lo que a mí me gusta.

Te encuentras contigo misma sí o sí. Gestionando miedos, frustraciones y dudas.

No hay jefe al que echar la culpa.

No hay compañeros de mesa con los que desconectar.

Eres tú, contigo misma la mayor parte del tiempo.

Si una cosa he aprendido este año, es que hay que ir peldaño a peldaño.

Vemos en redes un montón de gente triunfando, con un montón de followers y no sé se nos antoja fácil conseguir lo mismo (o al menos a mí me lo parecía) pero para nada lo es. Solo vemos la parte más sexy de su trabajo pero estas personas que ahora están "triunfando" (o al menos las personas que a mí me inspiran) tienen un montón de años de trabajo detrás, solo que no los vemos.

Estas personas son pura resiliencia para mí, de algunas sé los obstáculos que han superado para llegar donde están. De otras no pero puedo imaginarme que para ninguna fue un camino fácil.

Por eso, cuando se presentó la oportunidad de volver a mi antiguo puesto de mánager durante 6 meses, pensé que era la señal de que debía dar un paso atrás para coger impulso de nuevo.

También hubo dudas y sensación de fracaso, no te voy a engañar. Volver a lo que había dejado, podía dar lugar a una sensación de derrota. Sin embargo me di cuenta que era todo lo contrario. Era una nueva oportunidad.

Una nueva oportunidad para volver a conectar con mi antiguo yo pero desde otra perspectiva.

Una nueva oportunidad para poder entenderte mejor y descubrir nuevas formas de trabajar contigo.

Una nueva oportunidad de ser mánager y volver a liderar equipo como tú.

Una nueva oportunidad para encontrar la forma de disfrutar, llevando a la vez dos trabajos, en dos ciudades diferentes.

Una nueva oportunidad para volver con más fuerza que antes.

Pensé que esta nueva oportunidad te podría servir a ti también, quería que tú también formaras parte de ella. Quería seguir aportándote herramientas, ideas prácticas e inspiración y ahora podía hacerlo basándome en mi realidad del momento.

Me estuve preguntando un rato: "¿Cómo puedo aportar más a esta comunidad bonica de líderes de equipo que estamos creando?" Me vino Instagram a la cabeza: "Ah! puedo contarles cómo estoy llevando esta locura de etapa nueva a través de los stories de IG. Les contaré todo, no solo lo guay (que de eso está Instagram lleno) también los baches del camino y así podremos aprender juntos".

Así que eso es lo que voy a hacer. Además del post quincenal, podrás encontrarme en IG.

Te contaré cómo gestiono de nuevo las prisas, el estrés, los emails, al equipo, la lentitud de procesos, las bajonas... para seguir inspirándote y acompañándote en tu camino a liderar sin perder tu esencia, a llevar el equipo con tus valores, como siempre has querido.

Va a ser una nueva aventura de la que aprender y podemos hacerlo juntxs desde mi cuenta de IG.

Si quieres seguirme para aprender de todo lo bueno y lo malo que me iré encontrando por el camino para poder aplicarlo en tu día a día, solo tienes que pinchar aquí @MelisaTerriza.

Como a veces es complicado encontrar el momento de leer, este año voy a colgar todos los post en versión podcast para que puedas escucharme mientras caminas o vas en el tren. Aquí te dejo el primero de muchos.

Un abrazote gigante, quedamos en Instagram 😉

Melisa Terriza

👊Lidérate para liderar👊

P.D..No quería terminar sin dar las gracias a todos esas personas que me inspiran tanto y de las que me encanta aprender. Cada vez que miro algo de ellas por redes o tengo la suerte de compartir en directo, me cargáis las pilas. Gracias a Pilar Jericó, Laura Ribas, Txell Costa, Sergio Fernández, Tony Robbins, Gemma Fillol y Extraordinarias, Natalia González, Daniel Álvarez, Joan Pau, Jose, Irene, Elena Kaede, Sofía Mateo y a toda la comunidad de Sangha Activa. Gracias por ser luz.

 

Comment