Llevaba 2 semanas haciendo como que no pasaba nada, seguía pensado que en algún momento volvería.

Tras desayunar tranquilamente, sin la tele encendida ni el móvil en la mano, lo vi claro 🙇‍♀️

La realidad es que no puedo contar con que vaya a volver. Tengo que aceptar que lo mismo me quedo sola.

Fue en ese momento en el que me di cuenta de que, si quería un resultado distinto, tenía que hacer algo diferente.

Necesitaba adaptarme a la nueva realidad que me había llegado de golpe.

Además, quería hacerlo sin enfados, tomármelo con humor y verlo como una oportunidad para sacar todo mi potencial.

Así que me puse manos a la obra.

Este es el comienzo de un largo camino que, tras muchos obstáculos, me convirtió en una persona más resiliente y me hizo aprender a gestionar los marrones con buena actitud.

Sin esta experiencia y sin todos estos pasos que di, no hubiera aprendido ni la mitad de las cosas que hoy me ayudan a llevar mi día a día sin morir en el intento. 

A mi alrededor tengo demasiadas personas que quiero sufriendo de ansiedad y depresión y cuando veo las cifras a nivel mundial (1ª causa de incapacidad mundial según la OMS) me doy cuenta de que entrenar la resiliencia, es clave para poder gestionar los retos que la vida nos pone.

Es por eso por lo que quería compartir contigo un trocito de mi historia en este post y por lo que la puedes ver completa en mi masterclass “Gestionar marrones con buena actitud es posible”. (Pincha sobre el título si quieres ir a verla directamente)

En la masterclass te explico herramientas y mi historia más en detalle, pero para que tengas un resumen rápido de los 3 pasos fundamentales que son necesarios para entrenar tu resiliencia son: 

Aceptación

Es fundamental aceptar lo que la vida te trae en cada momento.

Cuando hablo de aceptar no me refiero ni a frustración ni a indignación. Si quieres ver la diferencia pincha este post He vuelto a caer.

En este paso, es fundamental que te pares a ver las cosas. Si haces como que el monstruo de detrás de la cortina no está, no vas a poder hacer frente la situación y, por tanto, no podrás aceptarla.

Adaptación

En el siglo XXI o te adaptas o estás muerto. No vivimos en una era de cambio, vivimos en un cambio de era.

Solo tienes que pensar en cuantos dispositivos de música diferentes ha tenido entre sus manos en los últimos 18 años. Desde el añorado walkman (aunque ese es más de los 90) hasta tener Spotify en el móvil, pasando por el discman, el iPod y el mp3... Eso solo por poner un ejemplo.

Actitud

Esta es la pata fundamental de la resiliencia. Una vez que aceptas y te adaptas a la circunstancia, es fundamental afrontarla con una buena actitud. Y, para nuestra suerte, la actitud también se entrena y se puede cambiar siempre que uno quiera.

Estos son los 3 pasos de la resiliencia que provienen de la doctora Rafaela Santos del Instituto Español de Resiliencia 

Si quieres saber más en detalle como trabajar tu resiliencia para aprender a gestionar los obstáculos de la vida, además del post, te animo a que veas la masterclass “Gestionar marrones con buena actitud es posible”.

En solo 30 minutines aprenderás:

  • Herramientas para conectar con tu paz mental.

  • Los 3 pasos fundamentales que necesitas para aumentar tu resiliencia explicados con más detalles.

  • Cuál es tu nivel de resiliencia gracias al test que te dejo de regalo.

La vida está llena de obstáculos, aprende a superarlos entrenando tu resiliencia.

Deseo que la veas y aumentes tus niveles de resiliencia.

Y si eres de los que le gusta leer sin manos, aquí tienes el post en versión podcast.

Un abrazote

Melisa Terriza

👊Lidérate para liderar👊

P.D. No te olvides de pasárselo a esa personita que se ahoga en un vaso de agua y ya no sabes que decirle para ayudar.

 

Comment