No sé cómo lo hace pero es proponer algo, y todos le siguen. Sin embargo cuando lo hago yo, no hay manera. ¿Tienes ese típico compañero que se gana a la gente y no tienes ni idea de cómo? ¿Que a pesar de no ser ni directivo ni mánager, cualquier compañero haría lo que fuera por él?

Antes de que te explique la razón de porqué, déjame que te cuente una historia personal que te dará pistas. 

Cuando era pequeña, era un poco asquerosita con la comida, no me gustaba casi nada. El "hasta que no te lo acabes, no te levantas" era una situación que se me repetía a menudo.

Mis padres me apuntaron a comedor a ver si así mejoraba. Mi mesa la vigilaba una profe bastante estirada a la que solo la preocupaba que termináramos de comer para poder marcharse a echarse un cigarro fuera. Intentó de mil formas que me comiera las mandarinas. Me perdí muchos recreos sentada delante del plato por no comérmelas, nunca consiguió que lo hiciera. Al final nos quedábamos las dos solas en el comedor hasta que llegaba la hora de volver a clase.

A mediados de curso, tuve la gran suerte de que mi compañera Silvia, que iba conmigo a clase, se apuntó también a comedor y la sentaron a mi lado. Con Silvia siempre me sentía muy bien porque me ayudaba cuando lo necesitaba y era muy maja, se la veía buena gente, que se preocupaba por los demás.

A los dos días de que Silvia se sentara a mi lado, pusieron mandarinas. Silvia se las comía que daba gusto, ¡con lo que yo las odiaba! Viendo mi cara de asco, con una sonrisa de oreja a oreja y un gajo en la mano me dijo, ¿no te gustan? Están súper ricas, a mí me encantan. Y a ti con lo que te justa el zumo de naranja seguro que también te gustan ¿no quieres probar una?

Y ante la mirada estupefacta de la profesora, ahí estaba yo, cogiendo un gajo y metiéndomelo en la boca sin apenas esfuerzo, ¡y para mi sorpresa estaba buenísimo!

¿Cuál fue la diferencia entre la profesora y Silvia? La profesora quería que comiera las mandarinas cuanto antes para marcharse. Además su único argumento era que me las tenía que comer porque lo decía ella que era la profesora y que si no me quedaría sin recreo. 

Silvia no me obligo en ningún momento, ni siquiera insistió. Me demostró que yo le importaba porque se había fijado en que me gustaba el zumo de naranja, ¡yo ni se lo había dicho! Y pensó que seguramente también me gustarían las mandarinas, por eso me ofreció un gajo.

Pues esa es la diferencia entre ser un líder inspirador o "el jefe". Cambia comedor por oficina, las mandarinas por proyectos y a la profe y a Silvia por jefes y colegas de trabajo. Voila ya tenemos el mismo escenario.

El verdadero líder, el verdadero mánager inspirador se preocupa por su gente y por eso su gente le sigue. Parece tan sencillo que es ridículo pero déjame que te lo repita. El único secreto para liderar a tu gente, es que te preocupes por ellos de forma genuina, que tengan la sensación de que tú harías exactamente lo mismo por ellos. (Compartelo vía Twitter)

El jefe que pide las cosas con amenazas consigue resultados a corto plazo y mucho más mediocres que los del mánager inspirador. Mediocres porque ni de broma conseguirá que des el 200% de ti en ese proyecto habiéndotelo pedido de esa forma. Y los resultados solo serán a corto porque a medio-largo plazo, no podrás más con esas formas y te marcharas a otro lugar donde te traten como a una persona humana. 

Así que, todos los cursos de liderazgo que hagas te vendrán geniales pero necesitan de la base, de que te preocupes de verdad por las personas del equipo. Y para que eso suceda, necesitas primero preocuparte de ti por muy contradictorio que parezca. Si tú no tienes energía y no te encuentras bien, tendrás la sensación de que "bastante tienes tú con lo tuyo" como para preocuparte de los demás. 

En estos días de todo para ayer, prisas y demás, es fácil que dejes de cuidarte y vayas por inercia pero como ves, es más importante de lo que parece. ¿Quieres sentirte mejor contigo mismo para a partir de ahí, poder preocuparte de verdad el equipo? ¡Pues ahí es donde entro yo! 

Pincha en este link de mánagers millennial y verás cómo podemos trabajar juntos, será un placer guiarte para sacar al mejor mánager que hay en ti.

Y si eres una empresa y tienes mánagers que necesitan aprender a liderar, también podemos trabajar juntos pinchando en este link para empresas

¡Muchas gracias y que tengas un gran día!

Melisa Terriza :)

P.D. Si tienes a alguien que esté en esta situación y crees que le podría venir bien, ¡comparte!

 

Comment