Eres mánager, no superhéroe.

  • No puedes llegar a todo, solo eres un ser humano.
  • No puedes hacerlo todo perfecto, no eres un robot.
  • No puedes saberlo todo, no eres Wikipedia.

››Sin embargo muchas veces, puede ser que con esto de ser mánager tengas asociadas algunas de estas frases (incluso inconscientemente):

  • Tengo que tenerlo todo controlado.
  • Tengo que tenerlo todo en la cabeza porque si no parecerá que no soy profesional.
  • No puedo mostrarme vulnerable delante de los demás porque si no me van a comer.

››Intentar mantener cualquiera de estas tres frases en el día a día, es agotador.

  • No puedes tenerlo todo controlado porque siempre hay imprevistos.
  • Es imposible que tengas todo en la cabeza porque si no te explotaría.
  • Y mostrarte vulnerable, es todo lo contrario a ser débil, es echarle un par.

››Quitarte la capa de Superman y mostrar tu vulnerabilidad ante los demás requiere de un ejercicio de honestidad brutal contigo mismo y con los demás. Requiere dejar de ir de perfecto y asumir nuestras preciosas y humanas imperfecciones.

Crecer profesional y personalmente con el equipo requiere que le eches mucho de ese valor a ser vulnerable porque, como mánager, vas a tener un montón de momentos que te expondrán a ello.

Por ejemplo, algo tan sencillo como decirle a alguien “me ha encantado como has planteado la presentación, se te da muy bien el Power Point”, requiere de esa vulnerabilidad. Requiere abrirte a esa persona y depende de cómo lo gestiones puede ser un poco incómodo.

Al igual que también requiere de vulnerabilidad reconocer que no te acuerdas del dato que te están pidiendo en ese momento, o pedir disculpas porque tienes un mal día y le has dado una mala contestación a alguien.

›No hace falta ir de víctima por la vida pidiendo ayuda constantemente y da muchísima satisfacción hacer las cosas por uno mismo pero hay que tener un sano equilibrio y ser capaces de decir, "ok, hasta aquí llegué, ahora necesito que me eches una mano".

Si te dan a elegir entre un jefe robot que lo saca todo pero que no muestra sentimientos o un jefe imperfecto pero humano ¿con cuál te quedarías?

Si has contestado lo segundo, ¿por qué entonces tú te exiges ser perfecto? Los mánagers millennial que ponen los valores en el epicentro del negocio, sin olvidar los beneficios, son ante todo humanos. Capacitados y profesionales sí, pero humanos por encima de todas las cosas.

›Si vas estresado intentando que esté todo perfecto, necesitas hacer cambios para no petar, para dejar de apretar la mandíbula, de acumular tensión en el cuello y disfrutar de tu día a día.

Si te encantaría hacerlo pero no sabes cómo, podemos trabajar juntos a través de mi programa Crece con el equipo. Haremos una sesión de valoración donde veremos hacemos un buen dúo dinámico para trabajar juntos.  Solo tienes que pinchar aquí en sesión de valoración para reservarla.

¿Crees que en tu empresa sería beneficioso que los mánagers trabajaran mensualmente en aquellos pilares que necesitan reforzar? He preparado un formato especial para hacerlo. Dos veces al mes, nos guardamos dos horas para trabajar juntos pilares fundamentales como la seguridad, la comunicación y el estrés (entre muchos otros). Son reuniones de liderazgo destinadas a crear una estructura de mandos intermedios bien sólida. Si quieres saber en qué consiste, pincha aquí en Reuniones de liderazgo.

Disfruta de tus imperfecciones, disfruta de ser humano.

Qué tengas muy buen día.

Melisa Terriza

P.D. Si tienes algún amigo, jefe o compañero que sabes que viviría mucho más tranquilo dejando de ser "controlator", comparte este post con él.

Comment